UN FRENO A LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA

por | Ago 29, 2018

Para los diseñadores de hoy, la selección de la ventana adecuada para las edificaciones puede ser un desafío. Muchos factores deben ser tomados en cuenta, tales como cumplir con el concepto del diseño original, así como con los requisitos de rendimiento térmico, óptico y acústico.

Mientras que el vidrio tiene de por sí un mal rendimiento cuando se consideran los requerimientos de atenuación acústica, combinaciones de diferentes tipos de vidrio y marcos de ventanas pueden efectivamente reducir la transmisión del ruido.

La transmisión del ruido puede ocurrir a través de muchos componentes de la edificación que no son necesariamente las ventanas. Cuando las ondas sonoras golpean, una parte de esta energía es reflejada, transmitida o absorbida por la pared y todos los componentes que envuelven la edificación.

Los materiales porosos dentro de la pared, tales como fibra de vidrio, lana mineral y aislamiento de espuma, tienden a absorber más la energía del ruido. La amortiguación del ruido también se puede producir en el interior de la edificación a través de los muebles, las paredes y los revestimientos para el suelo. Pero otra condición indeseable puede ocurrir a través de rutas alternativas, distintas de las barreras acústicas mencionadas; por ejemplo, las tuberías de agua, los conductos de climatización, los conductos eléctricos, enchufes, fontanería, desagües, rejillas de ventilación de pared y aberturas (agujeros o grietas) son fuentes de transmisión del ruido.

Algunas consideraciones prácticas para seleccionar la mejor aplicación de vidrio de control acústico son:

 

  • Incrementando el espesor del vidrio monolítico se logra un mejor desempeño de control acústico debido al aumento de masa en el vidrio. Sin embargo para lograr altos valores de aislamiento acústico debe ser tal el aumento en espesor que se hace poco viable en términos funcionales y económicos. Usando una unidad de vidrios insulados para reducir la capacidad del sistema de desarrollar vibración por resonancia, permite lograr mejores desempeños de control acústico. Aumentando el tamaño de cámara de aire de los vidrios insulados se puede lograr un mejor desempeño para control acústico. Utilizando vidrio laminado se logra un elevado desempeño de control acústico, gracias a las propiedades amortiguadoras y flexibilidad del PVB, utilizado en el vidrio laminado. Mejores desempeños pueden lograrse con una combinación de vidrios laminados en un sistema de vidrios insulados o utilizando multilaminados por efecto de mayor masa. Además existen productos de PVB con características especiales de control acústico que mejoran notablemente el desempeño de los vidrios laminados.
  • Es importante tomar en cuenta que no solo el vidrio colabora en la reducción del ruido, sino que hay otros factores que se deben considerar en el diseño del cerramiento y su entorno; estos factores, en ocasiones, son más importantes que el mismo vidrio, como la calidad acústica del marco de la ventana y sus accesorios, el sello entre el vidrio y el marco de la ventana, y el sello entre el marco y las paredes.
  • Asesórese con los expertos, en SOLAIRE le ofrecemos la mejor asesoría en la realización de sus proyectos para que obtenga una mejor eficiencia acústica a través de la calidad de nuestros productos y nuestra experiencia de más de 60 años.

Llámenos al +503 2275-2100, uno de nuestros representantes con todo gusto le brindará más información y le asesorará en sus proyectos

Pin It on Pinterest